Se modificará Ley de Tránsito para crear una infracción aparte la que será considerada grave o gravísima
Duras multas para conductores que manejan y hablan por celular
Domingo 23 de septiembre de 2001

Teresa Vera M.

--------------------------------------------------------------------------------

Una nueva instrucción darán los tribunales a Carabineros respecto de las sanciones a quienes sean sorprendidos hablando por teléfono mientras manejan sus vehículos.

Actualmente el parte contemplado por este hecho es considerado leve, igual que estar mal estacionado o andar sin cinturón de seguridad.



Junto con el incremento de los abonados a la telefonía celular han aumentado los accidentes y las infracciones a la Ley de Tránsito por el uso del aparato móvil mientras se conduce. Hasta junio de este año Carabineros cursó casi cinco mil partes por esta causa establecida en el artículo 114 de la Ley del Tránsito por "manejo descuidado".

Sin embargo esta norma es considerada por los especialistas como muy general, lo que motivó la redacción de un nuevo reglamento que incluirá el hablar por teléfono celular mientras se maneja, como una infracción aparte.

Según los principales promotores de esta iniciativa, que se encuentra en el Ministerio de Transportes lista para ser enviada al Congreso, la nueva disposición deberá contemplar una sanción pecunaria mayor a la que actualmente se aplica por tratarse de una falta leve (7.100 pesos), igual que estar mal estacionado o guiar sin cinturón de seguridad.

Para el presidente de la Corporación de Accidentados del Tránsito (Corbat), Roberto Solís, esa calificación debe ser considerada como "grave" para quien sea sorprendido en esta acción y "gravísma" para los causantes de accidente por esta causa.

"No hay ninguna proporción entre pagar un parte por estar mal estacionado y manejar hablando por el celular cuando en este último caso se puede causar un accidente", dice.

Argumentos
En tanto, Antonio Dourthe, secretario general de la Comisión Nacional de Seguridad del Tránsito (Conaset), informó que se incluirá en la ley la frase "conducir hablando por teléfono celular", cuyas multas deberán ser determinadas por el Ministerio de Transportes y el Congreso.

La actual normativa dice que "todo conductor deberá mantener el control de su vehículo durante la circulación y conducirlo conforme a las normas de seguridad determinadas en esta ley, sin que motivo alguno justifique el desconocimiento o incumplimiento de ellas. Asimismo, los conductores estarán obligados a mantenerse atentos a las condiciones del tránsito del momento".

Dourthe explica que hablar por celular y conducir "produce distracción en el conductor. Hacer ambas cosas produce un impedimento físico para maniobrar el vehículo". Muchos ocupan el teléfono mientras se desplazan a su lugar de trabajo para dar o recibir órdenes, otros para hacer contactos con clientes y no pocos se traban en acaloradas discusiones a través del aparato portátil descuidando la señalización."Todo esto puede ser postergado porque manejar y hablar por celular reviste un riesgo", explica el especialista.








Discado mortal
De acuerdo a estudios internacionales, hay dos problemas que se producen por el uso del celular. "El manejo se hace errático y al discar se pierden segundos que pueden significar un potencial accidente" (ver recuadro).

Dourthe precisa que "dependiendo de la velocidad y la cantidad de segundos al marcar el