INFRACCIONES LEY DE TRÁNSITO:
¿Le pasaron un parte? Más vale pagar que lamentar

Camila Vergara G.

CAMILA VERGARA G.

La semana de Fiestas Patrias es sinónimo de asados y vino tinto; de descanso con la familia, muchas veces fuera de la ciudad, y a fiestas hasta la madrugada. El problema es que el alcohol y la euforia son incompatibles con las leyes de tránsito. Para que no cometa faltas sin saberlo y sin conocer realmente sus consecuencias, o si ya le sacaron algún parte en estas mini vacaciones, preste atención y conozca sus derechos y deberes como conductor.

Lo primero. Al cometer cualquier infracción, Carabineros debe retener la licencia al conductor, el que podrá recuperarla cuando concurra a la citación para pagar la multa correspondiente. El infractor podrá conducir con el parte hasta la fecha de citación. Las multas y suspensión de licencia varían según la gravedad de la falta y son decretadas por los jueces de Policía Local de la comuna donde se cursó la infracción.

El juez tiene la facultad de rebajar el monto de las multas e incluso condonarlas, dependiendo de las condiciones en que se cometió la infracción o la capacidad económica del infractor. Pero en lo referente a la suspensión de la licencia, el juez debe aplicar la sanción correspondiente.

La apelación

Todas las personas tienen derecho a pedir una audiencia con el juez para realizar su defensa o pedir que se le rebaje la multa debido a su situación. El problema es que muchas veces hay tal cantidad de partes en trámite, que los jueces no dan abasto.

Una forma de obtener una rebaja en la multa sin solicitar audiencia con el juez es pagar el parte dentro de los primeros cinco días hábiles luego de cursada la infracción. Si va dentro de este plazo, obtendrá un 25% de descuento en la multa y podrá recuperar su licencia de inmediato. Esta norma no rige para las infracciones gravísimas, ya que éstas ameritan la suspensión de la licencia, la que es decretada por el juez.

Pero ojo: Muchas veces los infractores, ya sea por olvido o negligencia, no pagan sus multas. Hay que tener cuidado con esto, ya que si no las paga, la ley contempla una compensación de éstas con reclusión diurna o nocturna: por cada 1/5 de UTM ($5.800 aproximadamente), un día de arresto.

Las más graves

Infracción gravísima: En este caso, la multa es de $36.300, y la suspensión de licencia puede ir de 5 a 45 días.

Se consideran como infracciones de carácter gravísimo el conducir bajo la influencia del alcohol o cualquier sustancia sicotrópica, no respetar la luz roja o el signo ""Pare"", conducir sin licencia, exceder la velocidad permitida, usar dispositivos reservados exclusivamente para vehículos de emergencia, y cualquier infracción que el juez declare como causa principal de un accidente. Aunque actualmente todas estas faltas quedan registradas de forma permanente en la ""hoja de vida"" de los conductores, existe un proyecto de ley que pretende cambiar el sistema, permitiendo que, luego de algunos años, las infracciones se borren de los expedientes.

Es importante saber que si comete dos infracciones gravísimas dentro de los últimos 12 meses, contados desde que se cometió la primera falta, el juez le suspenderá la licencia de 45 a 90 días. Si comete, dentro del mismo plazo, una nueva infracción gravísima, se le decretará la cancelación permanente de la licencia de conductor, lo que se traduce en que, legalmente, no podría volver a conducir. Sergio Villalobos, juez de Po