PDA

Ver la versión completa : Conductores heridos por caída de puente Loncomilla



sopranos
30/12/2004, 12:18
Jueves 30 de diciembre de 2004
La Tercera > Crónica

Aseguran que no han recibido las facilidades prometidas para cobrar seguros y financiar gastos médicos
Conductores heridos por caída de puente Loncomilla acusan abandono del MOP
Fecha edición: 30-12-2004
Patricio Tapia, desde Linares y Gazi Jalil

http://www.tercera.cl/showjpg/0,,1_105550338_189,00.jpg

http://www.tercera.cl/showjpg/0,,1_105550340_189,00.jpg

http://www.tercera.cl/showjpg/0,,1_105550344_189,00.jpg



Tras sobrevivir providencialmente a la caída del puente Loncomilla, en la VII Región, las cosas no han estado bien para las víctimas. Les indigna ver la manera en que autoridades del Ministerio de Obras Públicas (MOP) y parlamentarios se enredan en disputas políticas, más aun cuando han debido costear gastos médicos, soportar trámites con las aseguradoras y lidiar con las consecuencias en su salud.

"En el accidente se me cortó el ligamento de la mano derecha. La operación me salió un millón y medio de pesos, pero en la isapre me pusieron problemas", cuenta Luisa Rivas, profesora de Inglés que conducía su vehículo Toyota la noche del 18 de noviembre, cuando se desplomó el puente. Junto con otros cuatro sobrevivientes -su hermana María Angélica Rivas, Felipe Machado, Julio Cifuentes y la esposa de éste, Beatriz Quintanilla- contrató a un estudio jurídico de Talca para iniciar acciones contra el MOP.

"Me molesta que en ese ministerio se culpen entre sí y se gasten millones en ir y venir a la zona del colapso. Se han olvidado de las víctimas del puente. Ni siquiera nos han llamado para saber cómo estamos. Me siento súper abandonada", reclama Luisa.

Su amiga Ruby Torres, quien iba con ella en el auto el día de la tragedia, comparte el enojo y relata que el tiempo vivido tras la tragedia ha sido espantoso: "He sufrido por más de 30 días un terrible insomnio, junto con crisis de angustia, claustrofobia, sueños y pesadillas angustiosas, además de pánico, miedo a viajar en auto, buses o metro, y siento diariamente un fuerte dolor de cabeza. Todas estas alteraciones jamás las había sentido antes y han marcado mi vida para siempre. Hoy me encuentro con licencia médica, impedida de ejercer mi profesión".

Gloria Valeska Wakern, que conducía la camioneta S10 que cayó a las aguas del río, señaló que aún no le han pagado el seguro del vehículo. "Pretendíamos que el trámite se realizara en dos o tres días. Pero hasta el momento no hemos recibido ninguna respuesta de la aseguradora ni de las autoridades". Critica al MOP que, según cuenta, "ofreció todas las facilidades y el apoyo" en ese sentido: "No hemos recibidos llamadas del señor (Enrique) Jiménez -seremi de Obras Públicas- ni de ningún personero del MOP. Solamente nos han tramitado. Mi abogada ha hablado con la aseguradora, puros trámites no más".

Otra de las víctimas, Julio Cifuentes, señala que su esposa "se encuentra con tratamiento siquiátrico. Lleva 45 días con licencia y deberá seguir en control periódico". Añade que "no hay ninguna preocupación (del MOP). Todos los gastos están corriendo por nuestra cuenta (...) Así como están asumiendo las fallas de la infraestructura debieran también admitir los daños materiales y de salud que tenemos. Además, las secuelas sicológicas resultan impagables".